Cosas de la vida …

Naci’ un dia muy soleado,  entre el sabor de  las manzanas amarillas que mi madre en ese momento degustaba, y el aroma de los girasoles del jardin. Mi existencia de bebe’ regaloneada fue’ muy corta. Como un suspiro, como un segundo. Porque uando yo tenia 10 meses apenas nacio’ mi nueva hermana. La que llamo’ la atencion gratamente a todos porque venia con su  cabello  como el color oscuro de las castañas.  En cambio yo era rubia y de piel muy blanca como la de mis padres.  Y desde entonces senti’ que  pase a un segundo plano en la vida de mis progenitores.

Si bien mi madre cumplia su rol conmigo. Sus arrumacos principales  y atenciones mayores eran para mi pequeña hermana.

Con el paso tiempo. Arribo’ tambien  a la familia mi hermoso hermano. Tan esperado porque era un varon. Lo que en si me dio’ gran alegria, pero tambien a la vez constribuyo’ a sentirme mas lejana aun de las caricias de mi madre. Los halagos y adotaciones eran casi en su totalidad para el. Era el homnbre de la casa.

Anuncios